7 Pecados

En 7 Pecados tu objetivo será jugar con tentaciones sobre cada uno de los 7 Pecados capitales con el fin de que los demás jugadores sucumban a ellos mientras tú permaneces santo, utilizando hasta tu fe para lograrlo. Si el destino quiere, puede que dispongas de la ayuda de un ángel o de un demonio para dar aún mas énfasis al juego. ¿Sucumbirás a alguno de los 7 pecados capitales, o te mantendrás puro?

7 Pecados es un juego diseñado por Hugo Jiménez, e ilustrado por Pablo Tomás, que se edita bajo el sello editorial Venatus Ediciones, a quienes agradecemos habernos facilitado una copia del juego para la reseña.

El juego está diseñado para 2 a 6 jugadores, de más de 10 años, y con una duración aproximada de 20 a 30 minutos por partida.

La caja del juego es de medidas pequeñas (107x27x152mm), sin ningún tipo de inserto interior pero con una bolsita zip para guardar los cubitos.

A continuación os listamos el contenido del juego:

  • 48 cartas tamaño estandar
  • 7 cartas tamaño tarot
  • 12 cubos rojos
  • 1 libro de reglas

En 7 Pecados el objetivo de los jugadores es jugar tentaciones sobre cada uno de los 7 Pecados capitales para que los demás jugadores sucumban a ellos, mientras permanecen santos, utilizando su fe para lograrlo.

Mecánica

En la configuración inicial se colocan las cartas grandes de los 7 pecados capitales en el centro de la mesa, en orden ascendente según su valor, junto a la pila de cartas de robo denominado mazo de tentaciones. Después se reparten 2 cartas del mazo de tentaciones y 2 cubitos a cada jugador. Comienza la partida el último jugador que más recientemente haya visitado una iglesia.

Los jugadores en su turno roban una carta del mazo de tentaciones y, seguidamente, juegan una carta de tentación de su mano sobre la carta de pecado correspondiente. Así pues, en sentido horario, los jugadores van tentando los diferentes pecados colocados en el centro de la mesa.

En el momento en que uno de los jugadores tenga que colocar una segunda carta de tentación sobre un pecado, deberá robar el pecado y colocárselo en su zona de juego, dejando las cartas de tentación en el hueco que ocupa dicho pecado.

Los santos, jugadores sin pecados en su zona de juego, solo pueden robar del mazo de tentaciones, pero los jugadores pecadores, los jugadores con pecados en su zona de juego, pueden escoger entre robar del mazo de tentación o mover una carta de tentación del centro de la mesa sobre su propio y correspondiente pecado en su zona.

De esta manera los jugadores tientan sobre su propio pecado para que otro jugador que se vea obligado a colocar carta sobre esta se lleve la carta de pecado, por lo que el hecho de pecar al principio de la partida no marca quedarse sin opciones de ganar sino que los pecados irán moviéndose continuamente entre jugadores durante toda la partida.

Opcionalmente se puede descartar una carta de tentación de la mano y enviarla al limbo gastando uno de los puntos de fe, representados con los cubitos rojos, para evitar tentar por segunda vez un pecado y deber llevarlo a nuestra zona de juego. El limbo puede acumular cartas de tentación de los demás jugadores hasta que un jugador finalmente peca, entonces la cartas se reparten una a una, empezando por la izquierda del jugador pecador, y resolviéndose de inmediato el efecto de cada una de las cartas.

Las cartas de ángel y demonio tienen diferentes efectos, dos efectos como ángel y dos efectos como demonio, de los cuales solo puede usarse uno de estos efectos en el momento de emplear la carta. Además, se puede descartar una carta de ángel y demonio para recuperar un punto de fe.

La partida se acaba en el momento que se agota el mazo de tentaciones, entonces se juegan las dos últimas cartas en mano. Gana el jugador que no tenga cartas de pecado en su zona o, en caso que 2 ó más jugadores tuvieran, el jugador que menos puntos sume entre sus pecados.

El juego también incorpora otros modos de juego como el Pecador Supremo, en el que gana el jugador que consiga hacerse antes con los 7 pecados capitales, o el Purgatorio de Dante, en que los jugadores solo pueden mandar pecados a jugadores con los valores de pecado más cercanos, o Por Equipos, donde pueden jugar 2vs2 ó 3vs3.

Si os interesa conocer el juego, con más detalle, podéis descargar el reglamento en el siguiente enlace.