Guía para novatos en los juegos de rol – Parte 6

Ir a la nota original: Introducción

Modos de jugar

Ahora que sabes más o menos qué es un juego de rol y cómo se juega rol, y también que hay diferentes tipos de juego de rol, veamos cómo puedes jugar.

El sistema clásico es en mesa. Reúnes una panda de amigos alrededor de una mesa y pasáis la tarde jugando. Para jugar en mesa será necesario que uno de vosotros sea el narrador, que es la persona que debe haber preparado previamente la aventura que vais a jugar. También debe conocer el reglamento del juego, pues deberá arbitrarlo. Sí, es la persona que tiene más trabajo que hacer y por ello, si vas a ser jugador, ten en cuenta que es gracias a su esfuerzo previo que puedes jugar a rol en mesa. Sobre todo si es un narrador novato, ayudarle siempre es un alivio, así como prestar atención a la historia que cuenta, a sus indicaciones…

Una partida en mesa puede durar entre dos y seis horas ―a veces más―, y pueden encadenarse varias partidas en varios días para formar una aventura larga. A esto se le suele llamar campaña, y sería el equivalente a una saga de aventuras (como si fueran capítulos de una serie de televisión) que, en ocasiones, pueden alargarse años enteros. Una de las cosas buenas que tiene el rol, pues, es que puede durar desde muy poco hasta mucho tiempo.

Sin embargo, a veces uno no logra convencer a sus amigos para jugar rol en mesa. En ese caso, a veces hay que moverse un poco. Existen en muchas ciudades clubs de rol donde los aficionados se encuentran para jugar. Además, en ellos suele haber gente experimentada que puede guiar a la gente más novata en esto de los juegos de rol.

A veces, con todo, uno no puede acceder a un grupo de juego. En ese caso, existe la red para compensar un poco. Jugar por internet es diferente de hacerlo en mesa, precisamente porque internet ofrece unas posibilidades diferentes de las que ofrece la mesa. Si lo que te gusta es explorar y matar bichos, quizás lo que te interese más sea meterte en algún juego online multijugador que ofrece de esto a raudales, sin horarios y con la opción de jugar con otra gente. Internet es un medio más lento que la mesa para jugar a rol, y por ello, para aprovechar el medio, suele ser interesante usar cosas que en mesa son imposibles: mayor interpretación de los personajes, mayor detalle en la narración… Existen, pues, tres modos de juego “básicos” por internet: juego por posteo (foro, mail), juego en vivo escrito (chat, Messenger, Openrpg) y juego en vivo hablado (usando Timespeak, por ejemplo).

El hablado es quizás el menos usado, y esencialmente se trata de usar algún medio auditivo (micrófono, por ejemplo. Como el que se usa en partidas multijugador en juegos tipo Counter Strike, shooters en 3D) para sustituir la mesa con el PC.

El sistema en vivo escrito usa un sistema de mensajería instantánea (el Messenger, un canal de chat de irc, una sala de chat, programas como el gratuito OpenRPG) para encontrarse y jugar en tiempo real. Dado que escribir es lento, el resultado es más lento que el rol de mesa, aunque eso permite jugar mientras, por ejemplo, se navega por la red. El gran problema suele ser quedar a una hora concreta para jugar y lograr que esta gente a quien probablemente no conoces o no has visto nunca aparezcan a la “cita”. Hay varias webs en la red donde se puede lograr conocer gente con esta afición y con ganas de montar una partida de este tipo.

Finalmente, el sistema por excelencia de internet es el de posteo, sea por foros o por e-mail. Este sistema es lento, muy lento, y mucha gente se lo toma como un sustituto del rol de mesa. En realidad, el rol por foro, si se enfoca como una partida de mesa, suele resultar tedioso y aburrido, y una partida simple puede alargarse tranquilamente medio año. Es por ello que el rol por foro o por mail suele ser mejor enfocarlo como un pequeño ejercicio de escritura, cuidando la narración y la interpretación, y pudiéndose sacar mucho jugo al juego desde este punto de vista.

Un cuarto tipo ha surgido tímido estos últimos tiempos: el videojuego como soporte del juego de rol. En él, el narrador dirige la partida dentro de un mundo creado virtualmente, dando al videojuego online una nueva dimensión. Sin embargo, una partida de este tipo suele llevar asociado una cantidad de trabajo enorme y, al igual que los videojuegos, limita las opciones de los jugadores: en un juego de rol de mesa, el personaje del jugador podría ponerse a gritar, largarse a casa, o mil cosas más ante una cierta situación. Quizás, en un videojuego las opciones que se presentan sean una o dos. Por ello los videojuegos de rol no se consideran “juegos de rol” puros, al no dar todas las opciones que permite la imaginación del jugador, sino unas pocas limitadas. Algunos “puristas”, pues, los consideran aventuras con hoja de personaje y estadísticas de juego.

Conclusiones

Los juegos de rol son una forma de ocio en grupo, un tipo de juego donde es más importante el pasarlo bien entre todos que el lograr vencer a todo el mundo ―como sucedería en el parchís―. Es común que se confunda los juegos de rol con los mundos de juego, y por ello hay quien llama juegos de rol a los wargames, a los juegos de cartas o a los videojuegos de rol clásicos. Es por ello que a veces mucha gente confunde ideas cuando viene del mundo de los videojuegos, de los wargames o de las cartas.

A partir de aquí, cada uno debe buscar lo que más le interese y el formato que mejor le vaya. Este artículo solo pretende dar unas nociones generales de las opciones elementales del juego de rol para facilitar a los que empiezan el situarse y no ir muy perdidos. Espero que la lectura os haya servido.

 

Dejar respuesta

Por favor, escriba sus comentarios!
Ingrese su nombre