La CIA desclasifica un juego de cartas con el que entrena a sus analistas

Desde hace unas semanas, cualquiera puede acceder a uno de los entrenamientos a los que la CIA somete a sus agentes. Esta parte del adiestramiento de los miembros del servicio secreto estadounidense no tiene nada que ver con pruebas físicas extremas o exámenes de gran complicación. Se trata de un juego de cartas llamado Collection Deck, y que el cuerpo de espías ha desclasificado tras una petición realizada a través de la Freedom of Information Act (FOIA, que hace las veces de ley de transparencia en EEUU).

La premisa del juego es que los participantes asuman el rol de agente secreto y utilicen técnicas de espionaje para resolver problemas que requieren la aplicación de conocimientos especializados. Las cartas muestran distintos métodos para abordar situaciones de todo tipo, en las que hay que recolectar toda la información posible. Y que pueden complicarse en cualquier momento por la acción de otros jugadores, que pueden entorpecer la tarea del “analista” (como se refiere la CIA a parte de sus miembros). Es decir, servía como simulador para los aspirantes a analista dentro de su adiestramiento.

Su atractivo es tal que ya hay un crowdfunding para comercializarlo como un juego de mesa. La idea ha sido de Mike Masnick, del blog sobre tecnología y economía Techdirt, que quiere llamarlo CIA: Collect it All. Masnick asegura que con el apoyo de los interesados puede salir al mercado un “juego divertido que hasta hace nada era un entrenamiento bajo secreto creado por la CIA”. También mostrar “lo importante que es construir en el dominio público” para lograr que hasta los espías de EEUU saquen a la luz algo que utilizaban en sus adiestramientos.

Collection Deck está compuesto por 150 cartas, divididas en tres categorías: las técnicas, que nos otorgan las habilidades para enfrentar la situación; las de amenaza o riesgo, que son los desafíos a los que nos enfrentamos; y las que presentan situaciones de la vida real para complicar el caso. Estas últimas pueden ser usadas por un oponente para ponernos aún más difícil acabar la misión con éxito. Por ejemplo, que de repente nos encontremos con una fuente mal informada.

Entre las curiosidades del juego está la importancia que tienen los conflictos a los que hay que hacer frente. Rusia, el terrorismo o las armas nucleares están clasificadas como algunas de las amenazas más serias. Mientras, el conflicto entre Israel y Palestina tiene una dificultad de seis sobre nueve, y la violencia étnica en Macedonia solo alcanza los tres puntos de complicación. La clasificación de las cartas puede ser una pista de la importancia o el grado de preocupación de la CIA por los frentes de Estados Unidos en todo el mundo. Además, fue usado por los agentes hasta poco antes de 2017, cuando la agencia se lo mostró a varios asistentes del festival South By Southwest.

El documento en el que se anuncia que Collection Deck deja de estar bajo secreto incluye las instrucciones, las cartas y hasta las anotaciones que hicieron algunos analistas cuando jugaron. La propia CIA señala en su descripción que el juego está a medio camino entre el Bridge, Corazones o el Whist. Una mezcla a la que se pueden añadir Magic: the Gathering y Pokémon. Entre las cartas también hay referencias a clásicos como Star Wars.