Normas Condiciones Legales

Condiciones de Uso de la Web Todorol.com.ar

I.- Condiciones de uso.
La página Web de TodoRol, nace como un proyecto sin ánimo de lucro que pretende fomentar las siguientes actividades:
· Poner en contacto a todas aquellas personas interesadas en los juegos de rol así como los juegos de tablero
· Jugar al rol por Web
· Fomentar los juegos de rol y las actividades lúdicas o culturales relacionadas con estos.

II.- Contenido, términos legales y responsabilidades.
La Web contiene contenidos elaborados por el titular de la misma, sus colaboradores así como el resto de usuarios.
Parte de dichos materiales tienen fines meramente informativos, ya que en alguna ocasión, éstos podrían no reflejar la actualidad más reciente, por lo que en cualquier momento dichos contenidos podrán ser modificados y/o sustituidos por unos nuevos, sin notificación previa, ni responsabilidad alguna.
Asimismo las partidas son elaboradas por personas que no reciben remuneración alguna por realizar esta actividad por lo que no existe ningún tipo de relación comercial o profesional con aquellas personas que libremente realizan partidas de rol por Web, a través de TodoRol. Por tanto, TodoRol no se hace responsable de los incumplimientos legales que sus usuarios puedan realizar en materia de propiedad intelectual y protección de datos de carácter personal, en particular así como del resto de la legislación argentina en general.
A pesar de ellos, los puntos III y IV de las presentes condiciones de uso ofrecen las recomendaciones oportunas para evitar que cualquier usuario viole, por puro desconocimiento, la legislación en materia de propiedad intelectual y protección de datos de carácter personal, dado que son las normas más fáciles de infringir por desconocimiento.
Para el caso de existir enlaces con distintas páginas web, TodoRol, no se hará responsable de su contenido al carecer de control sobre las mismas.
El usuario cuando accede a la web, lo hace por su propia cuenta y riesgo. TodoRol no garantiza ni la rapidez, ni la ininterrupción. Asimismo, el titular de la web y sus colaboradores tampoco podrán ser considerados responsables por cualesquiera daños derivados de la utilización de esta web, ni por cualquier actuación realizada sobre la base de la información que en ella se facilita.
No se garantiza la ausencia de virus u otros elementos lesivos que pudieran causar daños o alteraciones en el sistema informático, en los documentos electrónicos o en los ficheros del usuario de este sitio web. En consecuencia, no se responde por los daños y perjuicios que tales elementos pudieran ocasionar al usuario o a terceros.

III.- Propiedad Intelectual e Industrial.
Parte de los contenidos de esta web como el nombre, el diseño, el logo de TodoRol, textos, imágenes, combinaciones de colores, o cualquier otro elemento, su estructura y la selección y forma de presentación de los contenidos incluidos en el mismo, y los programas de ordenador necesarios para su funcionamiento, acceso y utilización, son propiedad del titular de la web.
Se autoriza el almacenamiento y reproducción temporal de alguno o algunos de los Contenidos de la web, con el propósito de ser utilizados con un fin personal y no comercial. La reproducción, el almacenamiento permanente y la difusión de los Contenidos de la web o cualquier uso que tenga fines públicos o comerciales queda terminantemente prohibido sin el previo consentimiento por escrito del titular de la web, y siempre que se haga referencia explícita a www.todorol.com.ar y a su titularidad.

III.a) Consejos a los usuarios en materia de propiedad intelectual e industrial
Cualquier usuario debe de tener en cuenta que no todos los contenidos que circulan por Internet son de libre uso.
Las imágenes, textos, vídeos, música así como cualquier otro elemento multimedia puede estar protegido por derechos de autor.
Por lo tanto, antes de subir cualquier contenido, asegúrate de que dicho contenido está libre de derechos de autor o, en todo caso, cuentas con la autorización del autor para subir dicho contenido.

¿Qué es la Propiedad Intelectual?
La propiedad intelectual se divide en dos categorías: la propiedad industrial, que incluye las invenciones, patentes, marcas, dibujos y modelos industriales e indicaciones geográficas de origen; y el derecho de autor, que abarca las obras literarias y artísticas, tales como las novelas, los poemas, las obras de teatro, las películas, las obras musicales, las obras de arte, los dibujos, pinturas, fotografías, esculturas, y los diseños arquitectónicos.

La propiedad industrial
Como se ha aclarado anteriormente, al tratarse de un tipo de propiedad intelectual, ésta guarda una estrecha relación con creaciones del ingenio humano como las invenciones y los dibujos y modelos industriales. Las invenciones se constituyen como soluciones a problemas técnicos y los dibujos y modelos industriales son las creaciones estéticas que determinan la apariencia de productos industriales.
Además, la propiedad industrial incluye las marcas de fábrica o de comercio, las marcas de servicio, los nombres y designaciones comerciales, incluidas las indicaciones de procedencia y denominaciones de origen, y la protección contra la competencia desleal. Aquí, la característica de creación intelectual -aunque existente-, es menos prominente, pero lo que importa es que el objeto de la propiedad industrial consiste típicamente de signos que transmiten una información a los consumidores, concretamente en lo que respecta a los productos y los servicios que se ofrecen en el mercado, y que la protección va dirigida contra el uso no autorizado de tales signos, lo cual es muy probable que induzca a los consumidores a error, y contra las prácticas engañosas en general.
Se podrá pensar que la expresión “propiedad industrial” no es estrictamente lógica puesto que, únicamente en lo que respecta a las invenciones, el principal segmento de la economía que se interesa en ellas es la industria. De hecho, en una situación normal, las invenciones se explotan en plantas industriales. Pero las marcas de fábrica o de comercio, las marcas de servicio, los nombres y designaciones comerciales, son de interés no sólo para la industria sino también, y principalmente, para el comercio.
A pesar de esta falta de lógica, la expresión “propiedad industrial” ha adquirido, al menos en los idiomas europeos, un significado que abarca claramente no sólo las invenciones sino también todos los objetos que se acaban de mencionar.

El derecho de autor
Este guarda relación con las creaciones artísticas, como los poemas, las novelas, la música, las pinturas, las obras cinematográficas, etc.
La expresión “derecho de autor” hace referencia al acto principal, respecto de las creaciones literarias y artísticas, que sólo puede ser ejecutado por el autor o bajo su consentimiento.
Ese acto es la producción de copias de la obra literaria o artística, como un libro, una pintura, una escultura, una fotografía, una película. La segunda expresión, “derechos de autor” (o derechos de los autores), hace referencia a los derechos de la persona creadora de la obra artística, su autor, lo cual pone de relieve el hecho, reconocido en la mayor parte de las legislaciones, de que el autor tiene ciertos derechos específicos sobre su creación, por ejemplo, el derecho de impedir una reproducción distorsionada que sólo él puede ejercer, mientras que otros derechos, como el derecho de efectuar copias, lo pueden ejercer otras personas, por ejemplo, un editor que ha obtenido una licencia a tal fin del autor.

IV.- Protección de datos de carácter personal.
Se encuentra garantizada en nuestro país, a través de la acción de hábeas data incorporada en el artículo 43, tercer párrafo, de la Constitución Nacional, en oportunidad de la Reforma Constitucional del año 1994.
Posteriormente se sancionó la Ley N° 25.326 de Protección de Datos Personales, norma de orden público que regula los principios aplicables en la materia, así como también el procedimiento de la acción de hábeas data cuando corresponda la jurisdicción federal.
La mencionada ley ha sido reglamentada por el Decreto N° 1558/01, modificado por su similar N° 1160/10.
El plexo normativo aplicable se complementa con las Disposiciones dictadas por la DIRECCIÓN NACIONAL DE PROTECCION DE DATOS PERSONALES, en su carácter de Órgano de Control de la Ley N° 25.326.
Asimismo, en el año 2014 se sancionó la Ley N° 26.951, que creó el Registro Nacional “No Llame”, donde puede inscribirse toda persona física o jurídica que manifieste su voluntad de no ser contactada por quienes publicitan, ofertan, venden o regalan bienes y servicios. Esta norma legal se encuentra reglamentada por el Decreto N° 2501/14, completándose también con las disposiciones dictadas por el DIRECCIÓN NACIONAL DE PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES en su carácter de Autoridad de Aplicación (artículo 9° de la Ley N° 26.951).
· Leyes y Decretos
· Disposiciones PDP
· Dictámenes PDP
· Jurisprudencia
· Notas PDP
Esto es de plena aplicación para la Comunidad de TodoRol y por tanto toda aquella información recibida en la web, a través de consultas, envío de datos, o cualquier otro medio, debe ser tratada con la más estricta y absoluta confidencialidad tanto por los responsables y colaboradores de la Web como por el resto de usuarios.

En este sentido TodoRol establece las siguientes condiciones/recomendaciones:
· Avatar: Los avatares de la Comunidad deberían impedir que terceras personas puedan identificarnos a través de él. Por tanto, desde TodoRol les recomendamos que, en la medida de lo posible no subáis como avatar una foto vuestra dado que os exponéis a ser rastreables a través de la red.
· Usuario: Sé creativo y trata de no poner como usuario tu propio nombre o apellidos. De esta forma evitaremos ser reconocidos en la Red.
· Correo electrónico: Procurad no asociar a vuestro usuario un correo que contenga vuestros nombre y apellidos, con la finalidad de impedir que terceros puedan no sólo identificarnos a través de él, sino además proceder al envío de comunicaciones comerciales no deseadas o Spam. TodoRol jamás realiza este tipo de acciones, pero nadie está libre de ser atacado por algún software malicioso tendente al robo de direcciones de correo.
· Imágenes de TodoRol o de la Galería de fotos: Como usuario tienes el deber y la obligación de responder por todas las fotos que subes a la galería. Por tanto asegúrate de que:

Si salen terceras personas que no eres tú, cuentas con el consentimiento de las mismas para subir la fotografía.

Si sales sólo tú, deberás tener en cuenta que estás realizando una comunicación de datos a todos los usuarios, ya que estos pueden ver tu foto.

Por tanto, si subes una foto a la Galería estás consintiendo que tu foto pueda ser vista y tratada por el resto de usuarios.

Partidas de rol por Web: Desde el comienzo hasta el final de una partida, los usuarios que participen en ella serán denominados por el nombre de su PJ y, en todo caso, por su nombre de usuario, aunque el resto de participantes conozcan sus nombres y apellidos. Esto pretende garantizar que nadie pueda captar información personal sobre los miembros de la Comunidad.

No obstante todos aquellos usuarios que faciliten sus datos a través de la web tendrán los derechos de acceso, rectificación y/o cancelación de sus datos tal y como reconoce la Ley, sin oposición alguna, así como la garantía de que www.todorol.com.ar no comunicará a terceros sus datos de carácter personal sin su consentimiento.

Aquellos usuarios que se encuentren en posesión del Carné de TodoRol deben tener en cuenta que para que los patrocinadores puedan aplicar el correspondiente descuento o promoción, al titular del Carné, es necesario tener en cuenta que www.todorol.com.ar se encuentra obligada a comunicar ciertos datos (Nombre y Apellidos del titular del Carné) y, por tanto, la aceptación de las presentes cláusulas implican el consentimiento expreso del usuario para que dicha comunicación pueda ser realizada.

Los derechos mencionados podrán ser ejercitados por escrito/PDF, a través del siguiente correo electrónico: [email protected]

Los datos de carácter personal que se hayan obtenido a través de la web, tendrán la protección necesaria a fin de evitar su alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizados.